Dignas Nalgadas

¿Te gustó? [ratings]


Papa
No entiendo cuál es el revuelo que causaron estos comentarios del Papa sobre la forma digna de disciplinar a los hijos. Honestamente, no lo entiendo, cuando siempre los católicos han aprobado y practicado los castigos físicos. El Papa no dijo ni más ni menos que una verdad universal que mucha gente comparte (en público o privado), en este caso católicos, porque es su líder espiritual supremo.

Todo el revuelo ocurre cuando comenta la anécdota de un padre que confiesa “pegarle a [sus] hijos un poco, pero nunca en el rostro, para no degradarlos” para disciplinarlos; al Papa, lógicamente, le pareció que ése padre (como muchos) castiga “de la manera correcta”. Claro, el castigo es digno porque no le pega al hijo en un lugar fácilmente visible. Así el niño puede ocultar su dolor y miseria ante el resto del mundo; el calvario se lleva por dentro, como tantos católicos repiten sin parar.

Pero, en serio ¿cuál es la polémica? fue honesto. Hasta el vocero del Vaticano que sale a explicar las declaraciones iniciales, dice que no lo saquen de contexto, “que el papa habla el idioma de la mayoría de la gente común, en especial de los padres”.

¿Qué es lo que molesta? ¿decir en público algo que es completamente reprochable? o ¿hacerlo a puerta cerrada y aparentar ser un padre ejemplar? Todo este tema sólo me hizo recordar la infinidad de cuentos de mis amigos del colegio que decían “si no algo tal cosa, me pegan” o que recuerdan que sus madres venezolanísimas no usaban la correa, sino la ‘chancleta'… o ya siendo adulta, oír a un padre ufanarse de su correctitud y que él tuvo alguna vez que discplinar a sus hijos con golpes (pero nunca con el puño cerrado, porque eso es de salvajes).

Personalmente conocí la disciplina desde pequeña, me enseñaron a no ser imperninente, ni malcriada, ni caprichosa, a cumplir con mis deberes, pero jamás me tuvieron que dar dignas nalgadas que no me humillaran mi ser. Será que mis padres eran marcianos que supieron educar sin usar los golpes… debo ser yo la que viene de una familia extraterrestre, eso lo explicaría.

En concreto: cuando la única forma de disciplinar a un niño es recurriendo a gritos y golpes, sepan que sólo infunden miedo, no respeto. Que a medida que pase el tiempo, la fuerza deberá ser mayor para mantener el efecto de dominación, pero nunca obtendrán respeto, no genuino.

Cuando un padre castigue a su hijo con la correctitud que el Papa aprueba públicamente, no se sorprendan de los adultos disfuncionales que formaron; no se sorprendan que sus hijos sean nuevos padres/parejas groseros, abusadores, incluso maltratadores físicamente. No se sorprendan cuando sus hijos, de adultos, se alejen todo lo posible.

Entonces ¿cuál es el drama con los comentarios del Papa?

Fuente: El papa está de acuerdo con dar nalgadas a los hijos, pero sin degradarlos – CNNEspañol.com – CNN.com Blogs.


¿Te gustó? [ratings]