El 6D nos tiñó de Color Esperanza

¿Te gustó? [ratings]



La canción Color Esperanza de Diego Torres fue creada en 2001 mientras Argentina atravesaba la gran crisis financiera del momento. La situación era muy oscura y esta canción se volvió casi un salvavidas para muchos allá y el resto del mundo.

Creo que hoy día, es el mejor soundtrack para lo que vive Venezuela. Ha pasado década y media que nos trajo a este desastre económico y político que vivimos ahora. Con el pasar de los años la polarización, la tensión y la descomposición social llegó a niveles que muchos pensaron no eran posibles. Con el pasar de los años la situación se fue tornando invivible, injustificable, pero para la mayoría la crisis sólo empezó hace un par de años atrás.

Ahora llegamos a un 7 de Diciembre que honestamente dudé hasta el último minuto de la madrugada que sería posible. El abuso, el ventajismo, la censura, el chantaje fueron tan desproporcionados que realmente no creía posible obtener un resultado (ni siquiera cercano) como éste.

Que la oposición haya ganado la mayoría de la Asamblea Nacional en un escenario que raya en un milagro y deja clarísimas muchas cosas.

Primero: la oposición gana la mayoría no porque de un día para otro la gran cantidad de personas que creían en el proceso que dominó los últimos 15 años saltaron la talanquera y se cambiaron de bando. No. La oposición gana porque el descontento es tan grande, que hasta los opositores de la oposición saben que las cosas no iban bien y hace falta cambiar. Castigaron a quién lo hizo mal.
Para mí los héroes de esta elección no somos los que siempre hemos votado por el cambio, nosotros estábamos claros hace rato. Para mí los valientes de esto son los chavistas, que, aunque sigan queriendo a su líder (y con eso no me meto) se atrevieron a votar por algo distinto, se quitaron el miedo. Por eso no nos podemos permitir ni por un segundo ni siquiera la burlita más inocente y, honestamente, les agradezco que dieran la oportunidad a otra cosa.

La oposición no es mayoría, los venezolanos que queremos un cambio sí somos mayoría

Segundo: no importó el cerco informativo, la censura de medios, el chantaje… la MUD logró llevar el mensaje a dónde era y por caminos más directos que efectistas súper marchas como la de años previos. Llenando calles no se cambia nada, es sólo una estratagema política más.

Tercero: la reciente estrategia de la MUD fue la correcta (eso no implica que en el camino hayan tenido tropiezos), dejar la confrontación con el otro, dejar de buscar culpables y centrarse en lo que nos une: corregir al país.

Cuarto: el resultado de las elecciones es tan elocuente que deja sentados en un rincón a los extremistas violentos de ambos bandos. , la oposición también tiene un grupo de locos extremistas que en 2014 pretendieron forzar cambios en Venezuela incendiando las calles y enfrentando a vecinos que “pensaban igual”. En 2014 ese grupo de locos vociferaban que La Salida no era con votos, que sería a las malas, por la fuerza… hasta algunos se inmolaron cuál mártir para presionar en la población una gesta heroica para su rescate (que afortunadamente no ocurrió).
En 2014 el gobierno tomó la actitud que estos locos decían que no podrían, que tendrían miedo. El gobierno mostró los dientes y no temblaron en ser brutales con su represión, abusos, atropellos. Por culpa de los locos de 2014 hay muertos que no resucitarán jamás, presos políticos (que no se entregaron) que jamás volverán a ser los mismos.
Tan mala fue la estrategia de La Salida Guarimbera que lo único que lograron fue la estampida de un montón de gente decente que no soportó ver como sus vecinos los atacaban y hasta el día anterior marcharon juntos. Generaron en mucha gente la sensación de que no había solución.
Recuerdo tan amargamente como me criticaron (hasta personas muy cercanas) por no defender la guarimba, incluso, por renegar de ella y oponerme como podía. Gente que creí pensante defendía la quema de un caucho como camino de cambio.
Meses después la realidad les dio una lección, los mismos locos guarimberos empezaron a hablar de Elecciones, se metieron en la estrategia de la MUD.


La MUD es un éxito porque simplemente porque hace honor a lo que es unidad y democracia. Los partidos que la conforman NO piensan igual, no se visten igual… pero entendieron que el todo es más que la suma de las partes. Cuando los grupos que piensan distinto son capaces de apartar las diferencias y centrarse en las coincidencias, es que se crece.
Particularmente hay cosas de la MUD que no me gustan, pero no por eso desconozco la inteligencia con la que llevaron esta campaña. Desde el estilo de la publicidad hasta la inteligencia para burlar la censura. Su canal en YouTube para la Sala de Prensa fue algo de primer mundo, no era solo transmitir por web, no, fue hacerlo bien preparado y de forma muy profesional, en un país donde la penetración de internet y su velocidad son bastante pobres.


Y ahora llegamos a esto… al inicio del cambio… a la demostración contundente que votando es que se hacen las cosas en Democracia, aunque todo esté en contra.
Ahora nos toca lo duro, ahora viene lo fuerte… la magia no existe, en Enero el país seguirá igual… pero… nos toca apoyar y asumir el costo del cambio. Tenemos años sacrificándonos por algo que no da resultados, ¿por qué no sacrificarnos un poco más por algo mejor?

Personalmente siempre he apostado a Venezuela, tantas veces pasó por mi mente la posibilidad de emigrar, pero me frustraba demasiado tener que empezar desde cero cuando aquí lo hice, lo logré. Aquí estudié, me gradué, trabajé en diferentes sitios (siempre ejerciendo mi profesión), crecí y me volví un adulto independiente… siempre he vivido de mi trabajo honesto; por Venezuela (con lo malo y lo bueno) es que soy alguien, y quien me conoce sabe que soy la persona menos “criolla” posible. Que no me ando con patriotismos baratos.

No necesito estridencias, ni banderas, ni tatuajes, ni sobredosis de arepas, para decir que soy venezolana. Soy venezolana simplemente porque a pesar que el país me las pone difícil, siempre pienso en que quiero seguir trabajando aquí, mostrar que podemos hacerlo bien, poner mi gramo minúsculo de arena. Para mí el resto del mundo es para turistear, pero mi hogar está aquí.

Así que hoy me visto de Color Esperanza:
“Saber que se puede querer que se pueda
quitarse los miedos sacarlos afuera
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón

Es mejor perderse que nunca embarcar
mejor tentarse a dejar de intentar
aunque ya ves que no es tan fácil empezar

Sé que lo imposible se puede lograr
que la tristeza algún día se irá
y así será la vida cambia y cambiará”


¿Te gustó? [ratings]

  • Ana

    Clarificador y explicativo de lo que pensamos la mayoría de los venezolanos en este momento histórico…
    Me gustó